FSC-CCOO Ferroviario | 25 julio 2024.

Mañana, 28 de abril, se celebra el Día Internacional de la Seguridad y la Salud en el Trabajo

  • En esta ocasión, queremos homenajear y reconocer, especialmente, a las personas trabajadoras que han fallecido o sufren una enfermedad a causa del amianto y a sus familias

27/04/2023.
28 de abril, Día Internacional de la Seguridad y la Salud en el Trabajo.

28 de abril, Día Internacional de la Seguridad y la Salud en el Trabajo.

Las condiciones laborales tienen una enorme influencia sobre la salud de las personas trabajadoras. Desde CCOO venimos desde hace años denunciando que la precariedad laboral enferma y mata. En esta ocasión, como en otras anteriores, CCOO y UGT se han unido para publicar un manifiesto conjunto en relación a la seguridad y la salud en el trabajo.

A pesar de la inclusión de los entornos laborales seguros y saludables entre los principios y derechos fundamentales en el trabajo de la Organización Internacional del Trabajo, en España aún estamos lejos de alcanzar este hito. De hecho, nos encontramos en un momento crítico para la salud y seguridad del trabajo en nuestro país. En 2022 se contabilizaron casi 1.200.000 accidentes de trabajo, aumentando en un 5% respecto a 2021 y se produjeron 826 muertes en el trabajo, 121 más que el año anterior y que aumentarán de manera notable cuando se publiquen los datos definitivos. Son cifras inaceptables para una sociedad como la nuestra, a las que se debe poner freno de manera inmediata. Además, las enfermedades de origen laboral siguen ocultándose, enquistándose como la eterna asignatura pendiente de la prevención de riesgos laborales. 

Desde CCOO insistimos en la invisibilización de los daños debidos a las enfermedades de origen laboral producto del subregistro de enfermedades profesionales. Durante 2022 únicamente se declararon 107 enfermedades profesionales causadas por agentes cancerígenos, siendo 76 debidas al amianto. Para revertir esta situación es imprescindible que el Gobierno incluya en la inminente modificación del Real Decreto de Agentes Cancerígenos, la creación de un registro nacional de empresas con riesgos de exposición a agentes cancerígenos y, también, un registro de personas trabajadoras expuestas. Recordamos igualmente, la necesidad de abordar el enorme problema que supone la exposición laboral a la sílice cristalina que provoca silicosis y cáncer de pulmón, entre otras; y exigimos el cumplimiento riguroso de la normativa. Es importante aprender de errores del pasado, como el caso del amianto.

Además, este 28 de abril, queremos homenajear y reconocer, especialmente, a las personas trabajadoras que han muerto o sufren una enfermedad a causa del amianto y a sus familias, muchas de ellas, en el sector ferroviario, vinculadas a Metro Madrid.

En este sentido, reivindicamos más ambición y valentía a los Gobiernos para proteger la seguridad y salud de las personas trabajadoras sin ambages. No deben prevalecer criterios económicos sobre criterios de protección de la salud en el ámbito laboral a la hora de legislar y, concretamente, reclamamos una reducción del valor límite de exposición al amianto en el entorno laboral, porque no hay valor seguro. Nos oponemos rotundamente al valor propuesto por el Consejo Europeo porque es un límite de exposición al amianto diez veces superior al recomendado por los expertos en salud laboral, lo que supondrá más muertes de personas trabajadoras por este motivo.

Por otra parte, a nivel nacional debemos destacar la creación del Fondo de Compensación para las Víctimas del Amianto. Consideramos que la Ley de creación de este fondo supuso un logro de la lucha sindical que veníamos reivindicando desde hace muchos años junto con las asociaciones de víctimas. Sin embargo, un logro agridulce, al no establecerse la exención fiscal para las indemnizaciones. Además, seguimos sin un reglamento que regule su funcionamiento y que fije unas cuantías dignas, imprescindibles para que sea un instrumento útil, lo que está retrasando su puesta en marcha y demorando de manera injustificada, la justicia y reparación que se merecen las personas afectadas y sus familias. 

En el Día Internacional de la Seguridad y Salud en el Trabajo, queremos volver a expresar nuestro compromiso con la salud de la población trabajadora y, por ello, vamos a seguir apoyando, reconociendo y agradeciendo la labor de los delegados y las delegadas de prevención de riesgos laborales, que, día a día, trabajan para que sus centros de trabajo sean más seguros. Una labor ardua y complicada, pero tremendamente efectiva.

Somos conscientes de que queda mucho camino por delante, aun así, estamos convencidos de que con voluntad y esfuerzo de todos los agentes implicados conseguiremos alcanzar entornos de trabajo seguros y saludables.