FSC-CCOO Ferroviario | 25 julio 2024.

CCOO continúa denunciando las agresiones a las personas trabajadoras del sector ferroviario

  • Aumentan las agresiones verbales y físicas contra el personal ferroviario en las Cercanías de Madrid, una situación que se repite en todos los territorios y que desde esta organización tratamos de erradicar concienciando con diferentes campañas

17/02/2023.
#StopAgresiones

#StopAgresiones

Las continuas incidencias que millones de usuarios y usuarias de las Cercanías de Madrid afrontan cada día en el uso del transporte público, y a las que ahora se suman las recientes obras en la infraestructura del túnel de Sol, provocan a diario escenas muy incómodas con retrasos, supresiones y diferentes molestias. Todos estos contratiempos, en mayor o menor medida, afectan a quienes hacen uso del transporte público para acudir a sus trabajos, así como un largo etcétera de quehaceres cotidianos.

Estos contratiempos, comprensiblemente, minan la paciencia de la ciudadanía, y desde CCOO animamos a denunciar, visibilizar y por supuesto, reclamar. “Es natural que, ante el mal funcionamiento de un servicio público y esencial, haya un aumento de la presión de las y los usuarios afectados, hacia los gestores del servicio. Pero esta presión no debe nunca trasladarse hacia las personas trabajadoras mediante la violencia física o verbal”, han continuado expresando desde CCOO.

Durante los últimos días, hemos asistido a auténticas catástrofes en cuanto a la prestación y gestión del servicio se refiere, y esto ha conllevado escenas de indignación y enfado que, lamentablemente, se han trasladado a los trabajadores y trabajadoras del servicio. Hablamos del personal de atención al cliente e información, maquinistas, vigilantes, o el personal de limpieza. “Gritos, insultos, amenazas, o golpes que se están convirtiendo en una tónica habitual para las personas trabajadoras, siendo la situación absolutamente intolerable”. 

Desde CCOO hacemos un llamamiento, tanto a la ciudadanía, como a las empresas públicas responsables del servicio, el Grupo RENFE y ADIF, para evitar situaciones y comportamientos de este tipo.

A la ciudadanía, le pedimos empatía y respeto hacia los trabajadores y trabajadoras que prestan sus servicios en Cercanías de Madrid y que directa, o indirectamente, tienen contacto con los usuarios y usuarias. No son responsables de décadas de inversión deficiente, ni de las centenas de retrasos, averías e incidencias, por lo que, en estos casos, su labor informativa, productiva y de atención al cliente está limitada a las soluciones que las dificultades técnicas permiten. 

Por otra parte, son también usuarios y usuarias del propio servicio, sufriendo las mismas consecuencias de los retrasos y contratiempos. Desde CCOO creemos que no se puede permitir el incremento, cada vez más frecuente, del uso de la violencia física o verbal por exasperante que sea la situación.

A las empresas del sector, les pedimos que pongan los medios necesarios, para garantizar la seguridad de las y los trabajadores en el cumplimiento de los servicios. Sabemos que se ha realizado un importante esfuerzo en aumentar la plantilla, la comunicación y la información disponible para las y los viajeros, pero pedimos hacer un igual, o mayor esfuerzo, para garantizar un espacio y entorno de trabajo seguro y libre de violencia, así como, la inversión suficiente para asegurar un servicio digno y de calidad.

Hasta ahora hemos hablado de lo que ocurre en Madrid, pero desafortunadamente es una realidad que es habitual en todos los territorios. Así, en Cataluña nuestros compañeros y compañeras del transporte público recientemente han iniciado una campaña de concienciación y visibilización sobre las agresiones y actos incívicos que las personas trabajadoras tienen que soportar en el desempeño de sus funciones. 

Esta situación se prolonga en el tiempo con un incremento de los casos. Desde el sector ferroviario de CCOO llevamos años lanzando campañas de sensibilización y denuncia exigiendo una mayor protección para las y los trabajadores. Así, la última de ellas, “¡No más agresiones al personal ferroviario! #StopAgresiones”, iniciada el pasado mes de junio, es un llamamiento a la ciudadanía para que se informe, exija y reclame, pero también para que encauce adecuadamente su indignación y/o frustración. Los usuarios y usuarias deben ser conscientes de que la cara del servicio casi nunca es responsable de las situaciones que sufren debido a la falta de inversión, previsión, planificación y gestión por parte de políticos y empresarios. Además, también en el marco de la campaña, pedimos a las y los trabajadores que denuncien ante cualquier tipo de agresión. Por último, exigimos medidas de prevención y protección a las empresas, y que den cumplimiento a los protocolos contra agresiones externas negociados con la Representación Legal de las Personas Trabajadoras (RLPT), pues no es tolerable que esté en riesgo la integridad física y moral de los ferroviarios y ferroviarias por cumplir con su trabajo. 

Desde CCOO reivindicamos el derecho a trabajar de forma segura y pedimos respeto para las personas trabajadoras, ¡no más agresiones al personal ferroviario!