CCOO prioriza para retorno a la actividad la salud de los trabajadores y las trabajadoras

  • El retorno a la primera situación del estado de alarma (la no limitada a las actividades esenciales) no debe suponer una simple vuelta a cualquier pretendida “normalidad” que pudiera pasar por alto que el estado de alarma sigue vigente y que la pandemia, aunque limitada, ha seguido creciendo.
  • Desde CCOO se han remitido cartas a todas las empresas del sector ferroviario, haciéndoles constar sus responsabilidades en esta situación aineximir en ningún caso de las que a las empresas principales de las responsabilidades que les son propias.

11/04/2020.
Sector Ferroviario

Sector Ferroviario

CCOO defendemos que el retorno a la actividad debe hacerse contemplando cuantas medidas sean necesarias para garantizar con seguridad el desarrollo de la actividad y únicamente tras la realización de nuevas evaluaciones de riesgos laborales que contemplen el escenario real provocado por la pandemia, pasadas estas semanas, así como las nuevas necesidades operativas y preventivas.

Consideramos que es necesario que dichas evaluaciones tengan lugar en cada una de las actividades y estén ajustadas, desde la cercanía y el conocimiento de la verdadera realidad de los trabajos, a las condiciones particulares en que se efectúan estos, como requisito previo indispensable de cualquier reanudación productiva. Y, por supuesto, desde la experiencia de las semanas precedentes, es necesario resaltar la obligación de todas las empresas, incluidas las principales, de realizar medidas preventivas reales y constatables que abarquen a todos y comprobar su verdadero cumplimiento, en una auténtica coordinación de actividades empresariales, más allá de los requisitos formales con que suele ser entendida, pues, también es el deber de las empresas titulares o principales el velar por la seguridad y salud de los trabajadores propios y de quienes trabajan para o con ellas.

Para CCOO, si algo ha evidenciado la actual pandemia es que no hay compartimentos estancos en el entorno laboral. Más allá de las directrices generales que puedan establecerse desde el Gobierno o desde las direcciones de las empresas, los distintos departamentos, áreas y territorios deben tener órdenes claras y un exhaustivo control para que, en ningún caso, las necesidades productivas puedan ser antepuestas a cualquier necesidad preventiva, ni nadie, desde el más recóndito rincón, quiera ampliar su currículum a costa de la seguridad y salud del conjunto de las personas que trabajan en cualquiera de las empresas vinculadas a la actividad ferroviaria, en el sentido más amplio de la palabra.

En CCOO vamos a ser muy exigentes con todo tipo de responsabilidades. Desde cada una de las provincias y comités, nuestros delegados y delegadas de prevención, en continuo contacto con el sector estatal de CCOO, van a estar muy pendientes de que no se efectúen trabajos sin las debidas garantías preventivas en los tres niveles (organizativas, colectivas e individuales) que señalan las directrices gubernamentales. Vamos a estar muy atentos a que nadie quiera recuperar ningún tiempo perdido a costa de salud y de contagios. Vamos a estar muy pendientes de que en ningún caso la vuelta a la normalidad vaya a ser más rápida (y peligrosa) de lo que el Gobierno manda para el conjunto de la población. Vamos a estar muy pendientes de que sea un retorno medido, secuenciado y seguro.

CCOO usará todos los medios posibles para ello y esperemos que, entre quienes tienen que tomar las decisiones, haya la suficiente cordura para que no quede empañada la excelente labor que todo el personal ferroviario (desde las actividades más elementales a las más técnicas) viene desempeñando hasta ahora, pese a la reconocida falta de medios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.