FSC-CCOO Ferroviario | 16 abril 2024.

Se desvanece la conexión ferroviaria de Cercanías entre Murcia y Alicante.

    En el Sector Ferroviario de CCOO de Murcia no estamos en contra de la llegada del AVE, pero no a cualquier precio, demandaremos urgentemente a los representantes del Gobierno de la Región de Murcia, a las diferentes fuerzas políticas y a los ciudadanos y ciudadanas, que no nos pueden dejar sin Cercanías con Alicante.

    04/11/2017.
    Cercanias

    Cercanias

    La apuesta sin condiciones por la llegada del AVE a nuestra comunidad, al margen del soterramiento que de por sí es una situación que hay que resolver si o si, genera más problemas en los servicios ferroviarios, ya que puede suponer la desaparición de los trenes de Cercanías; lamentablemente supondrá que desde Murcia hasta San Isidro-Albatera no habrá tren de Cercanías que discurra por Beniel, Orihuela Miguel Hernández y Callosa de Segura. Desde CCOO queremos denunciar que el AVE no puede entrar en Murcia como un elefante en una cacharrería, arrasando con los servicios de cercanías que son utilizados en la línea de Murcia Alicante por unos tres millones de viajeros al año.

    Según las últimas informaciones, solo circularan trenes de viajeros de ancho internacional, a precios no precisamente de ir por casa, sumando además que la frecuencia de dichos trenes no será como lo es en la actualidad en el caso de los cercanías: cada hora o media hora. Ya veremos en su momento con que trenes y con cuantas frecuencias podremos contar. En la actualidad Renfe no tiene trenes y el Ministerio de Fomento se plantea sacar un concurso a finales de año para construir nuevos trenes de Cercanías y Media Distancia que tardarán 2 o 3 años en estar disponibles para su uso.

    Por otro lado las cercanías desde Alicante hacia San Isidro-Albatera serán las actuales pero pertenecerán a la Comunidad Valenciana y tampoco circularán hacia Callosa de Segura, Orihuela, Miguel Hernández y Beniel.

    Se apuesta, a nuestro entender de forma irresponsable, por que nuestra Región solamente tenga prestaciones del siglo XXI hacia Madrid, Alicante y Valencia, matando la conexión de Cercanías con Alicante, pues, digan lo que digan, los trenes que unen Murcia con Alicante por la línea C1, parando en cada población, no se merecen su desaparición.

    Otro de los problemas que se planteará es lo que ocurrirá con los trabajadores de los diferentes colectivos, Maquinistas, Interventores, Operarios de Talleres, trabajadores de Mantenimiento e Infraestructuras, etc. Hay que tener en cuenta que desde Murcia hacia Alicante, en ambos sentidos, hay diariamente nada menos que 47 circulaciones.

    Los trenes de alta velocidad y la línea de alta velocidad no serán mantenidos por trabajadores de nuestro ámbito ferroviario, ese es otro escenario que nadie de aquí se ha planteado.

    El abandono sistemático en inversiones ferroviarias en nuestra región es histórica, tanto las infraestructuras como los trenes que están circulando necesitan una urgentísima apuesta por la renovación. Se necesita electrificar todas las líneas y poner trenes eléctricos que mejoren las prestaciones, la reducción de tiempos y el aumento de relaciones entre las diferentes poblaciones de nuestra región.

    La llegada de la Alta Velocidad va a suponer un verdadero choque de dos épocas, la de los años 80 con infraestructuras y trenes de entonces y la del siglo XXI con trenes de última generación e infraestructuras en un pequeño recorrido dentro de lo que es nuestra Región y a cambio se cargan literalmente las Cercanías de la Línea C1 Murcia-Alicante.

    En el Sector Ferroviario de CCOO de Murcia no estamos en contra de la llegada del AVE, pero no a cualquier precio, demandaremos urgentemente a los representantes del Gobierno de la Región de Murcia, a las diferentes fuerzas políticas y a los ciudadanos y ciudadanas, que no nos pueden dejar sin Cercanías con Alicante.

    Apostamos por mantener la vía convencional entre Murcia y Alicante para que en un futuro inmediato se electrifique y se pueda renovar el parque de trenes que en la actualidad tienen una antiguedad de más de 30 años.